En el mundo de la música y sobre todo en el de la música electrónica es fácil sentir el gusanillo, descubrir tu vena creativa y lanzarte a crear tus primeras mezclas. Años atrás, iniciarse como DJ o empezar a tantear campos como el de la producción musical no era tan sencillo. Requería hacer una inversión importante en equipo y montar tu propio estudio no estaba al alcance de todos. En la actualidad, la tecnología ha puesto al alcance de cualquier apasionado los medios necesarios. Con la suficiente motivación cualquiera puede comenzar a emular a sus artistas favoritos.

Así es como suelen empezar muchas de las historias de jóvenes interesados en adentrarse en este mundillo. Pero si de verdad quieres llegar a algo y te planteas hacer de la música tu carrera, no basta con motivación. Es entonces cuando descubres que una buena formación puede aportarte mucho: desde los conocimientos técnicos difíciles de obtener siendo autodidacta hasta cómo moverse en la industria de la música. Y es entonces cuando el esfuerzo de los profesores de las escuelas de MicroFusa se ve recompensado.

Hoy iniciamos una serie de artículos titulada “Testimoniales” con los que os presentamos a jóvenes que han pasado por nuestra escuela y, con los conocimientos adquiridos y el apoyo de la comunidad MicroFusa, han empezado a labrarse una carrera.

Pau Borrell, A.K.A. Aubor

Pau, más conocido como Aubor es un ejemplo perfecto que refleja las ventajas del a formación de MicroFusa. Con sólo 15 años, al finalizar la ESO, entró en nuestra escuela para estudiar la diplomatura de producción musical primero y, después, continuar con el curso de DJ. Ahora, con 20 años, Aubor es un DJ y productor que está consolidando su carrera y es considerado uno de los artistas emergentes que promete más en la escena Urbana y Electrónica.

Aubor empezó a interesarse por la música a los 7 años, aprendiendo solfeo y trompeta. Cuando estaba en primero de la ESO, con 13 años, se sintió atraído por la música electrónica motivado por festivales como Tomorrowland. Cuando iba en bici con sus amigos por las calles de su pueblo, iba escuchando los lives de los festivales más emblemáticos. Y no tardó en sentir la irresistible atracción que ejerce el influjo de la música. Con un amigo se compró su primera mesa de mezclas, imitando a sus estrellas favoritas. El amigo se retiró pero el comprendió que ya tenía claro su futuro. Cuando acabara la ESO se formaría para ser DJ y productor musical.

Con 15 años se apuntó a nuestra escuela para cursar la diplomatura de producción musical. Tras dos años de formación, medio año después estudió el curso de DJ para mejorar sus habilidades. Durante sus estudios ya creó sus primeros dos temas y su primera remezcla. Y ya se notaba que apuntaba maneras.
Al salir de MicroFusa tenía claro que la forma de tirar adelante era moverse por el mundillo. Contactó con Carlenne, una amiga cantante y, juntos, sacaron sus primeros temas. Actualmente es DJ residente en la Tropical de Salou, la mejor discoteca de la ciudad y una de las mejores de Tarragona. Pero también ha pinchado en el Apolo, Razzmatazz o en el Circuit de Catalunya. Y, en estos momentos, se ha involucrado con un amigo que canta y rapea para publicar su primer álbum.

Aubor reconoce que entró en MicroFusa sin saber nada y que aquí lo ha aprendido todo. Y tiene claro que la clave para labrarse una carrera es moverse, establecer contactos y, sobretodo, distanciarse de todos aquellos que sólo quieren aprovecharse de ti.

Si crees que tu futuro se encuentra en la música, da un paso adelante, visita nuestra escuela y descubre todos los cursos que marcarán el inicio de tu carrera.